“Siempre fue mi meta llegar a esto”: Conoce a Dracul1nx, el implacable pro player chileno de Warzone - Chilevisión
Click acá para ir directamente al contenido

“Siempre fue mi meta llegar a esto”: Conoce a Dracul1nx, el implacable pro player chileno de Warzone

Conversamos con uno de los jóvenes más prometedores de la escena de Call of Duty chilena. Dracu nos contó sobre sus influencias gamer, su evolución como jugador y las injustas acusaciones de hacer trampa en sus partidas.

Jueves 7 de abril de 2022 | 20:18

Por Fabián Pino Villagra

Si viste un cuchillo cruzar el cielo y abatir un enemigo en Warzone, probablemente fue Matías Vergara (27). Aunque es muy seguro que si juegas el popular battle royale conozcas a este joven de La Serena por otro nombre: Dracul1nx.

Draculin juega Call of Duty: Warzone en Twitch, acumulando cientos de espectadores, quienes miran atentos cada una de sus jugadas. Y es que Dracu es imparable, ya sea con rifle, subfusil o incluso con cuchillos arrojadizos, algo que le ha dado la fama de “Dracuchillo” entre sus más de 78 mil seguidores.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por dracul1nx (@dracul1nx)

Una herencia familiar

De alguna manera podríamos decir que la carrera gamer de Dracu es parte de una herencia familiar. Tanto su abuelo como su tío son jugadores empedernidos, incluso llegando a realizar directos en internet. De hecho, el apodo de este implacable jugador de CoD es parte de una tradición de familia.

¿Cuáles son tus influencias como gamer?

“La verdad es que siempre me ha gustado el tema del juego competitivo, solo que antes no contaba con las herramientas necesarias. Partí jugando el Call of Duty 1 el año 2004 y desde ahí que tengo esa idea en la cabeza de jugar y competir. Por los años 2007-2008 ya estaba jugando en equipo y en torneos nacionales con 14 años”.

¿En qué consola jugabas?

“Siempre he jugado en PC. Mi tío estudió algo relacionado con computadores entonces él vino a instaurar el tema en la familia. Además, a mi abuelo siempre le gustaron los juegos de guerra, entonces teníamos torre en la casa”.

Antes de tener su propio set up, Matías cuenta que tenía que estar atento cuando su tío o su abuelo dejaban de ocupar el computador de la casa para poder jugar en él.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por dracul1nx (@dracul1nx)

¿Entonces, lo gamer es como una herencia familiar o no?

“Sí, cien por ciento. De hecho, mi nick es familiar y nació cuando nosotros nos metimos al mundo gamer. Mi tío comenzó con el nombre Drácula (40) y luego mi abuelo se puso Draculón (69)… así quedé y como Draculin. De hecho, hace poco tuvimos la oportunidad de jugar los tres Dráculas juntos. Mi abuelo además sigue jugando Call of Duty hasta el día de hoy, es algo que no cambia”.

Dracu comenta que para él su relación con los videojuegos es importante, es lo que lo mueve, incluso más que muchas otras cosas.

“Hay gente que le toma más cariño a lo que estudia o a ciertos hobbies… A mí siempre me ha gustado la competencia y ahora que tiene una valoración mayor, más me llama. Es un plus saber que tienes gente que te avala y tener los medios para hacerlo.”.

Los tres Dráculas jugando Airsoft.

La senda del pro player

¿Cómo se sintió cuando ya empezaste a llegar a más gente y pudiste hacer cosas como actualizar el set up o darte cuenta de que podías vivir de esto?

“Fue un cambio bacán. O sea, siempre fue mi meta de alguna manera poder llegar a eso. Cuando partí jugando Fornite me di cuenta de que existía la posibilidad de competir, ya que el juego había recaudado una cantidad estúpida de plata y hasta el top 1000 podría ganar dinero y yo sabía que era mejor que eso. Ahí me pegó la chispita. Partí jugando dos horas diarias y ya cuando tuve torre jugaba en todo momento que tenía libre, siempre con la mentalidad de querer mejorar”.

Matías confiesa que siempre ha existido esa competencia mental sana con los amigos, pero su motivación personal va más allá al estar el elemento monetario presente. A fin de cuentas, él estaba cimentando una carrera profesional. Sin embargo, comenta que jugar a ese nivel tiene “pros”, pero también varios contras.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por dracul1nx (@dracul1nx)

“Competir es un arma de doble filo, ya que el estrés mental es alto. Hay que dedicarle muchas horas y tener siempre en mente que, al igual que uno, hay muchos que hacen lo mismo. Hay que pasar esas barreras mentales y empezar a darle hasta que todo el tiempo que le metes te da la razón”.

En adición a este cambio de mentalidad, vino toda una rutina de entrenamiento y tiempo de juego. Dracu cuenta que en ese entonces iba a la universidad, por lo que al llegar a casa se metía de lleno a jugar. En ese entonces era Fornite, donde junto a un compañero, desplegaba rutinas de ejercicio en algunos horarios en modo dúos.

“Además, por mi parte hacía mi entrenamiento de aim (puntería) con el mouse en programas como AimLab o KovaaK's. Siempre me ha gustado eso y siento que es algo super fundamental en cualquier juego de FPS. Ese es mi método, no trabajo mucho con horarios, pero así ha sido la dinámica del camino a tratar de ser el mejor”.

Hemos quedado asombrados por la manera en que usas los cuchillos arrojadizos ¿Cómo lo haces?

“Siento que hay muchos jugadores de Warzone y uno es uno más, pero quería algo que me diferenciara y lo traté de buscar. Partí haciendo rebotar granadas para matar enemigos y era entretenido, pero la verdad es que no tan llamativo. Ahí empecé a ver la moda de los cuchillos arrojadizos para realizar remates y me di cuenta de que igual se podían lanzar a distancia. Con esto en mente empecé la partida probando y tirando el equipamiento letal a los enemigos y uno rebotó en el piso y eliminó a uno. Ahí me explotó la cabeza y dije: ya a la gente le está gustando…Me pusieron Dracuchillo y ahí partió todo”.

Matías cuenta que le gusta usar esta técnica porque “genera un hype diferente”. Además, entre risas confiesa que le ha tocado morir de esta manera y las personas le dicen “ah viste, te la devolví”. Así, se genera una dinámica entretenida con sus seguidores y además se forja uno de sus sellos distintivos en CoD.

Una acusación falsa e injusta

El pasado 23 de marzo, Matías tuvo que realizar un “stream de emergencia” para hablar de una acusación en su contra. Un conocido youtuber que se dedica a desenmascarar tramposos en Call of Duty Warzone lo acusó de usar hacks. Así, sin ninguna prueba, el nombre de Dracul1inx recorrió internet de la manera más negativa posible.

El uso de software para hacer trampas (cheats) es algo muy común en juegos como Warzone, por lo mismo es muy delicado para un jugador como Dracu una acusación así, ya que, a pesar de poder demostrar la falsedad de las palabras del youtuber, el impacto en internet afecta a su reputación como jugador y su estado de ánimo.

¿Cómo fue para ti que te acusaran de hace trampa en este juego?

“Yo me había enterado como cuatro o cinco días antes de que subieran el video, pero una cosa es saber de antes y mofarse de eso, y otra cosa diferente es el impacto. Hay gente que ni te conoce y te putea, entonces pasaban las horas y me empecé a dar cuenta que en mis redes sociales me llegaba hate y entonces dije: ya, vamos a ver el video. Cuando lo vi me encontré con un video de 8 minutos en el cual no había ninguna prueba. Solo decía que me habían baneado por usar cheats, pero nunca dijo qué cheats”.

Matías dice que enseguida desmintió el supuesto uso de hacks accediendo a su cuenta, algo que no es posible cuando te imponen un baneo permanente. Así, dejó demostrado que su cuenta solo se encontraba en revisión, dejando el mismo título del video como otra fake news de internet.

“Tuve que ir a la casa de un amigo, porque toda mi familia me preguntó qué es lo que había pasado. Mi abuelo me dijo ¿qué onda está barriendo el piso contigo? Así, en la casa de mi amigo tuve que prender stream para contar lo que había pasado. Soy de mentalidad fuerte, pero es fome que toda la gente que te podría conocer en la buena onda llega en mala”.

En esa transmisión, Dracu superó su media de espectadores, llegando incluso a tener 1000 personas conectadas. Todas ellas queriendo saber qué es lo que había pasado. Dice que entró a su cuenta y enseguida probó su inocencia, pues no tuvo ningún problema para jugar.

“Al final apelé a que hay gente que no tiene la suerte de poder taparle la boca a youtubers como él. No sabes cómo le puede afectar la salud mental a una persona por alguien así. Que venga gente que no te conoce a insultarte e incluso decirte cosas como: mátate, no es grato, menos si es sin ningún motivo real”.

Recomendación gaming

¿Hay algún juego que quieras recomendar?

“Mmm, un juego que recomiende… Puede sonar como amargado, pero la verdad es que siempre juego casi los mismos títulos. Le doy tantas horas que llega un momento en el que quiero hacer otra cosa ¡Ya sé! Mira, hace poco estuve en Santiago y probé el Uncharted. Siento que es un buen juego para liberar tensiones y entretenerse sin presiones de nada ni nadie. Es una buena entrega, bien entretenida, media fantástica, pero está dentro de los parámetros que lo que a uno le gusta. Jugué en particular el 4 y lo recomiendo harto”.