¿Tu gato es un psicópata? Científico crean test para determinarlo - Chilevisión
Click acá para ir directamente al contenido

¿Tu gato es un psicópata? Científico crean test para determinarlo

No lo dices tú, lo dice la ciencia: Revisa aquí cómo realizar el particular test.

Martes 12 de julio de 2022 | 11:52

A pesar que los gatos se roban los corazones de sus dueños, hay que reconocer que algunas veces los felinos tienen una actitud peculiar. A diferencia de los perros, muchas veces los humanos se cuestionan si su "michi" realmente el cariño es recíproco.

La  Universidad de Liverpool y la Universidad de John Mooresm trataron de realizar un test para determinar si tu gato tiene características similares a las que tendría un psicópata. Específicamente se trata de CAT-Tri+, la primera herramienta disponible para medir la psicopatía en gatos.

La investigadora principal, Rebecca Evans, señaló: “Creemos que, como cualquier otro rasgo de personalidad, la psicopatía está en un continuo, donde algunos gatos obtendrán una puntuación más alta que otros”.

De igual forma, admitió que es probable que todos los gatos tengan rasgos psicópatas en alguna medida: "Es probable que todos los gatos tengan un nivel de psicopatía, ya que alguna vez les fue útil a sus antepasados para adquirir recursos como comida, territorio u oportunidades de apareamiento".

El estudio consta de 46 frases donde los dueños de felinos califican del 1 al 5 qué tan bien describe aquella declaración con su mascota.

Si bien no se han hecho públicas todas las preguntas, hay cinco de ellas circulando en medios ingleses.

Donde 1 es que la frase no identifica a tu gato, y 5 es cuando la frase describe exactamente a tu gato.

Algunas de las preguntas son:

-Mi gato se sienta en lugares altos, como puertas, ventanas o el escalón más alto de las escaleras.

-Mi gato atormenta a su presa en vez de matarla de inmediato.

-Mi gato domina a otros felinos del barrio. Los golpea, espanta o solo pelea.

-Mi gato ronronea mientras ataca a personas u otros animales.

-Mi gato me domina, me ataca, persigue, pega o gruñe.

-Mi gato vocaliza en voz alta (por ejemplo, maullidos, aullidos) sin razón aparente

-Mi gato es muy excitable (por ejemplo, se pone intranquilo y se descoordina).