Marcelo “Toby” Vega - Chilevisión
Click acá para ir directamente al contenido

Marcelo “Toby” Vega

Un histórico de La Roja 🇨🇱

Comentarista deportivo y exfutbolista. 

Haber sido mundialista es una de sus mayores alegrías y haber perdido a su padre, una de sus tristezas más grandes. Marcelo Vega, hoy retirado del fútbol, deja a un lado sus penas y alegrías para “jugársela” con todo en “El Discípulo del Chef”.

Nació en Copiapó y con una altura de 1,75 de puro aguante logró convertirse en uno de los mejores volantes del fútbol chileno. Padre de dos hijos, Catalina y Nicolás, esposo hace 27 años de Leslie Milenka Ivanovic y actualmente comentarista de fútbol, promete jugar su mejor partido en las cocinas del Discípulo.

A pesar de haber sido parte de una de las selecciones más importantes del fútbol nacional (Francia 1998), reconoce haber cometido algunos errores, sobre todo cuando era joven. Su carácter y personalidad muchas veces le jugó una mala pasada y su mea culpa es no haber amado más al fútbol.

“El Toby”, como lo conocemos en Chile, guarda una pena posiblemente eterna. No se crió con su padre y debido a su carácter, no tuvo tiempo de darle una oportunidad y poder conocerlo mejor. Tuvo instancias para poder retomar la relación de padre e hijo, pero reconoce que su papá posiblemente tuvo miedo.

Las únicas veces en las que se veían, era cuando tenían que pedirle la firma de autorización para salir del país y poder jugar a la pelota (La mamá hacía el trámite del pasaporte). Sin embargo, como buen padre de familia, en esta oportunidad no dejará nada “a medias” y promete que deslumbrará con su lado “casero”, demostrando que no sólo en la cancha mete goles, sino también en esta importante cocina.

Francia ‘98 y “La Roja” era protagonista de las mejores alegrías de un país entero. ¿Lo que no sabíamos? Era que detrás de todos estos ídolos habían experiencias que los marcaron de por vida. Una de las más entretenidas fue vivida justamente por “El Toby”.

Marcelo tenía un régimen de alimentación muy estricto debido a su peso, pero su “marraqueta” mañanera era algo que no transaba. Junto a uno de sus mejores amigos, el futbolista Fabián Estay, salen a caminar por un río que había cerca del hotel donde se alojaban. En ese entonces y precisamente su amigo Fabian, insistía en que no comiera tanto. ¿Qué pasó? Decidió botar la mitad de la marraqueta y en cosa de segundos un guarén llegó a comerse el pan que había tirado al suelo, decidieron seguir tirando más pan y seguían llegando guarenes. Finalmente, hicieron de esto una rutina y bajaban todos los días a alimentar a los guarenes.

Con su humor característico, este ídolo chileno, catalogado como uno de los mejores mediocampistas de Chile, llega a brillar en una cancha que no le es tan desconocida. Su fama y el cariño de la gente incluso lo han llevado a participar de reality shows, donde precisamente era quien cocinaba.

Sin duda Marcelo Vega es un ídolo cercano a la gente, sus historias, experiencias y vivencias, lo han convertido en un grande, una persona común y corriente, que promete como siempre, dejarlo todo dentro y fuera de la cancha.