Kurt Carrera - Chilevisión
Click acá para ir directamente al contenido

Kurt Carrera

Comediante y ex pajarito Tutu-Tutu 🐤

Actor y comediante. 

Se acabó “Morandé con Compañía” y la vida continuó. Probó suerte con el stand up comedy y descubrió que le resulta casi de manera natural. La pandemia le frenó su avance en los escenarios, pero en la cocina la cuarentena lo hizo descubrir el sofrito. Ama comer y goza de prácticamente todos los productos, aunque hay algo que le provoca fobia real, las salsas rojas.

Kurt estudió actuación y gracias a ganar un concurso del programa “Venga Conmigo”, debutó con un papel en la teleserie “Adrenalina”. Después de eso, todo fue humor en una carrera llena de éxitos.

Por muchos años fue parte estable del elenco de “Morandé con Compañía”, programa que tras veinte años al aire, finalizó en 2021. Durante la primera parte de su carrera, Kurt siempre trabajó junto a Pablo Zamora. La gracia y creatividad de ambos, los llevó a crear personajes como “Los hermanos sin dolor”, “Popin y Henry”, y el “Profesor Salomón y Tutu-Tutu”, con los que conquistaron el cariño del público chileno y conocieron el éxito total y masivo. Pero la exitosa dupla también supo de fracasos. En 2008 fueron invitados al Festival de Viña, e inesperadamente el público los pifió cortando la presentación a los 20 minutos. Fue un golpe duro para Carrera y su compañero, e incluso este evento provocó la separación de la dupla, aunque sólo en el ámbito laboral.

Pero Kurt se reinventó en solitario. Siguió siendo parte de “MCC” durante sus últimos años, realizó una gran cantidad de show con amigos y además, comenzó a descubrir su talento natural en el stand up. Asegura que ha ido trabajando en una rutina que tiene cada vez más pulida y que muere de ganas de poder probar en alguno de los grandes escenarios. Primero se imagina el festival de Olmué, pero también se permite soñar con volver a la Quinta Vergara y esta vez escuchar aplausos.

Este oriundo de tierras nortinas conoció la cocina cuando llegó a estudiar a Santiago, “con 18 años no sabía hacer ni un huevo y después con hambre uno empieza a mezclar cosas”.

Se define como un amante de la cocina, dice que comer será lo que más extrañará al morir. Actualmente los comensales de sus platos son su pareja hace 15 años, Verónika y sus hijos Agustín (12) y Florencia (8). Todos aseguran que cocina bien, aunque sí existe un asunto especial: Kurt es incapaz de comer salsas rojas, les tiene fobia.

Con muchas ganas de aprender técnicas de la mano de los mejores, Kurt Carrera llega con todo su humor y simpatía a “El Discípulo del chef”, donde espera destacar con su cocina.