Daniela Aránguiz - Chilevisión
Click acá para ir directamente al contenido

Daniela Aránguiz

Una mujer de armas tomar 💪

Conductora de TV, bailarina, diseñadora, empresaria, influencer y esposa del "Mago" Valdivia.  

Segura de cada palabra que dice, decidida, audaz, competitiva y muy buena para la cocina, Daniela Aránguiz se pone la “10” y viene a sorprender en “El Discípulo del Chef”.

Nació en Santiago y se lució bailando en el “Team Mekano”. Conoció a su marido, el futbolista Jorge “Mago” Valdivia a los 18 años, se casó a los 19 y cuando tenía solo 23 años, ya era madre de Agustina y Jorgito Valdivia. Vivió en Brasil, Emiratos Árabes y México, y hoy promete demostrar todos sus dotes culinarios en una nueva temporada de “El Discípulo del Chef”.

A primera vista, Daniela se manifiesta como una mujer guapa, coqueta, full tendencia y con una actitud que cualquiera quisiera. Pero detrás de todas estas características, también existe una mujer distinta, una que definitivamente sorprende. Daniela Aránguiz aparte de ser empresaria y diseñadora, también es 100% dueña de casa. “Siempre he tenido nana y ayuda, pero ahora con la pandemia he estado sola, hago de todo, cocino, limpio… Hago todo en la casa. Si llego a ganar es como un reconocimiento no solo para mí, sino que para todas las dueñas de casa, porque yo me siento muy dueña de casa. Es diferente cocinar porque te gusta, a cocinar porque sino nadie come, y en mi casa si yo no cocino nadie come”. Asegura ser responsable de todos los quehaceres del hogar, sobre todo ahora en plena pandemia. Es por eso, que esta nueva oportunidad como discípula del chef no ha hecho más que llenarla de ilusión y ganas.

No titubea ni un solo segundo cuando se trata de enfrentarse contra todo por esta competencia. La mujer del “Mago” Valdivia llega a dejarlo todo en la cancha y si eso implica vencer a la mamá del amor de su vida, asegura que no se detendrá. “La idea es ser lo más real posible, y si me encuentro en un duelo con ella y la tengo que echar, ¡¡¡la voy a echar!!! Porque yo vengo a competir y mínimo llegar a la final, da lo mismo si es la mamá de mi marido, o abuela de mis hijos, si tengo que competir con ella, voy a hacer todo lo posible por ganar”.

Una mujer de armas tomar, empoderada y con un tremendo aguante a todo lo que se le avecina. Ha pasado por momentos duros en la vida, pero una de sus mayores virtudes además de la lealtad, según ella misma nos reafirma, es la capacidad de lograr sobrellevar todo lo que se presenta en su vida, sea malo o bueno. Daniela Aránguiz dice no tenerle miedo a nada. ¿Su próximo objetivo? Lucirse en “El Discípulo del Chef”, y llegar a la gran final.