Haciendo patria: Los otros chilenos en Los Óscar - Chilevisión
Click acá para ir directamente al contenido

Haciendo patria: Los otros chilenos en Los Óscar

Si bien no representaron directamente a nuestro país, su nacionalidad nos hizo sentirnos orgullosos de su presencia en la aclamada ceremonia.

Lunes 12 de abril de 2021 | 18:58

Conocidas son las cuatro grandes apariciones de Chile en los premios Óscar: dos estatuillas, una nominación y otra nominación pendiente. 

Pero, como bien se dice, en todos lados hay un chileno. Y aunque hayan representado a otros países, su nacionalidad o ascendencia termina por hacernos sentir orgullo. 

Lee también: Del 2001 al 2020, año por año: Todas las películas ganadoras de los Premios Oscar en el siglo XXI

¿Quiénes son esos compatriotas que han sido nominados e incluso premiados por la Academia? Revísalos a continuación: 

Claudio Miranda 

Nacido en Valparaíso y de padre chileno, este cinematógrafo se encuentra inserto en medio de Hollywood. Miranda ha trabajado en títulos como El curioso caso de Benjamin Button y Life of Pi, siendo su labor este último lo que le valió su Óscar por Mejor fotografía. Si bien este director de fotografía nació en Chile, fue criado principalmente en Estados Unidos.

Vanessa Schwartz

En 1995, mucho antes de que Gabriel Osorio y su equipo se subieran a recibir el Óscar a Mejor Cortometraje Animado por Historia de un Oso, una chilena también compitió en esa categoría: se trató de Vanessa Schwartz, una docente chileno-canadiense quien fue nominada por The Janitor

Herbert W. Spencer

Aunque pasó prácticamente toda su vida en Estados Unidos, Herbert W. Spencer nació en Santiago. Spencer fue nominado por su trabajo en la banda sonora de Jesucristo Superstar y Scrooge. 

Alejandro Amenábar

En el año 2005, Mar Adentro se adjudicaba el Óscar como Mejor película extranjera. Este premio se celebraba no sólo en España, sino también en nuestro país, puesto que Amenábar posee doble nacionalidad. 

Miguel Littin

Este cineasta y director de TV es 100% chileno, sin embargo, tras el golpe de Estado, debió abandonar el país y hacer gran parte de su trabajo en el exterior. Fue así como nacieron Actas de Marusia (1975) y Alsino y El Cóndor (1982), ambas nominadas a Mejor película extranjera.