De abogado a streamer de política: Roberttson, el caster que analiza la contingencia de Chile y el mundo - Chilevisión
Click acá para ir directamente al contenido

De abogado a streamer de política: Roberttson, el caster que analiza la contingencia de Chile y el mundo

Conversamos con uno de los personajes de Twitch más prolíferos de nuestro país. Con un gran carisma y sentido del humor, su misión es bajar la información a un lenguaje más accesible en cada uno de sus didácticos streams.

Viernes 28 de enero de 2022 | 16:25

Por Fabián Pino Villagra

Su nombre es Roberto Vitar, pero lo más seguro es que lo conozcas como Roberttson. Denominado como “el profe” por sus más de 70.000 seguidores en Twitch. Este joven streamer de 32 años se mantiene activo en dicha plataforma desde 2019 con directos que involucran reacciones a temas de contingencia nacional e internacional. Incluso, llegó a entrevistar al presidente electo de Chile, Gabriel Boric, cuando este aún era candidato.

En la actualidad, Roberttson es uno de los mayores referentes chilenos de Twitch en lo que a política respecta. Abogado de profesión, Vitar comenta que eligió la transmisión de estos contenidos a raíz de la falta de información que existe en nuestro país y las oportunidades que la plataforma de streaming entrega, tanto a espectadores como casters.

De Roberto a Roberttson

¿Qué te movió a realizar streams hablando sobre política en Twitch?

“A raíz de la revuelta del 18 de octubre me di cuenta de que mucha gente estaba muy desinformada. Además, dentro de quienes me seguían en ese tiempo, muchos sabían que soy abogado y me empezaron a preguntar cosas como qué es un estado de excepción constitucional, qué es un toque de queda o la libertad de desplazamiento. Primero, lo hice en Instagram un par de días, pero después decidí hacerlo por Twitch. De ahí en adelante, pasaba algo de la contingencia y me decía: ya, ahora voy a explicar esto. Así hasta el infinito”.

¿En qué momento comenzaste a tomar más “enserio” esto del stream?

“Fue a partir de la pandemia. Desde la pandemia en adelante lo tomé como algo mío”.

Sin embargo, la “verdadera” llegada a las pantallas de Roberto fue el año 2017. Según nos cuenta, un par de años antes de su estreno como comentarista de política, prendió un par de veces transmisiones en la plataforma morada, alcanzando más o menos 16 viewers. Dice que su sueño era ser youtuber, pero que eligió Twitch porque pensó que requeriría menos trabajo.

“Conocí Twitch por varios colegas que se dedicaban a esto. Siempre quise hacer lo mismo en Youtube, pero sentía que requería mucho esfuerzo y que, en teoría, Twitch no. No había que editar, ni conseguirse a un editor y simplemente transmitía, entonces fue un tema de conveniencia. Con el tiempo me di cuenta de que el stream tiene su complejidad, pero para una persona que no editaba era la mejor opción”.

¿Requieren mucho trabajo y preparación tus transmisiones?

“Yo invierto harto tiempo de mi día en leer, informarme, estudiar y buscar cosas nuevas. Tengo una fórmula de trabajo que es muy distinta al estándar, creo yo, pero es así, porque lo que yo hago, creo, es un poco fuera del estándar. Entonces, yo invierto mucho de mi dinero en educación.

El streaming me ha permitido pagarme dos diplomados, uno en derechos fundamentales y derechos humanos y otro en proceso y convención constituyentes en la Academia de Estudios Judiciales. Me tienen que mandar el certificado de asistencia eso sí (entre risas), porque tiene un requisito y creo que lo alcancé a cumplir”.

Roberttson dedica gran parte de su tiempo y recursos en la lectura y el estudio, pero hay otro pilar fundamental que lo ayuda a elegir temas de los que hablar o mantenerse informado: Sus seguidores.

“Mi público me manda muchas noticias, a veces más de la que puedo abarcar. Ahora, por ejemplo, hay algo pasando entre Ucrania, Rusia y la OTAN y, claro, yo no me he podido meter en el tema y mucha gente me pide que lo haga. Tener un público demandante me obliga a demandarme a mí mismo. (…) Tu puedes prender la cámara y hacer streamings, pero creo que si quieres conseguir un objetivo a través de eso es más difícil. Es mucho más fácil para la gente ver un video de Instagram, TikTok o ver una foto, pero verte tres horas requiere un nivel de compromiso contigo y con lo que estás haciendo”.

Me he fijado que tus seguidores te dicen profe, con mucho cariño. ¿Cómo crees que te ha ayudado el ser didáctico para crear contenido en Twitch?

“Creo que es más bien un honorifico (el de profe), porque no tengo título en pedagogía. He hecho clases en la universidad, co-cátedras con otros colegas, pero no soy profeso, soy docente y siempre se los digo. Me dicen profe de cariño y yo lo agradezco caleta. Creo que el honorifico que me dan viene de la idea de una persona que toma contenidos complejos y los baja a un lenguaje y a una forma en la que sientes que estás aprendiendo y además pasándola bien. Siento que, cuando alguien te ve y siente que aprendió algo, te dice profe y eso es algo muy lindo, además”.

 

Un mar de contenidos en los streamers nacionales

¿Cómo ves el panorama para los casters de Twitch en Chile?

“¡Muy entretenido y divertido! Se ha generado una diversidad y me gusta pensar que ayudé a otras personas a lanzarse en esto. Debo decir que fui la primera persona en superar los 1000 viewers hablando de política. Ahora, tengo a los panas de Derecho Fácil, haciendo temas similares, Copano, que tiene su programa también, Ivanba, que también ha sido un buen colega para descubir, Lunanny que hace streaming de arte y cine, entre otros”.

En este sentido, Vitar comenta que hay un gran “ecosistema” de streamers en Twitch, todos tratando temas variados y, la mayoría de las veces, con 300 espectadores en sus transmisiones. Roberttson destaca lo positivo de esto, asegurando, además, lo importante de ser consistente en la plataforma.

“Aquí no se trata de ser la bomba (se ríe). No se trata de explotar siempre, sino de ser fértil y que la gente a tu alrededor crezca también. A mí me encanta el ecosistema de Twitch, porque, aparte, es bastante sano. Como tienes que estar en vivo muchas veces por tres o cuatro horas, no queda espacio para ser falso”.

¿Cuál crees que es la importancia de Twitch frente a la crisis de los medios de comunicación?

“Primero que todo, creo que es más democrático. Hoy en día hay ciertas trabas para quien quiera abrir una radio, un canal de televisión o cualquier cosa de prensa escrita. Los espacios digitales se proyectan como una alternativa a la información análoga o de medios tradicionales, a pesar de que estos igual están tendiendo su espacio”.

Luego de esa frase, Roberto inmediatamente admite que este es un tema que todavía se cuestiona. Reflexiona sobre la intención de algunos medios de comunicación de habitar espacios como Twitch, por ejemplo. El abogado detalla la importancia de adaptarse a esta plataforma.

“El espacio de disputa digital es variado, aguanta muchas cosas, pero creo que los canales de TV o medios deben cambiar su lenguaje para entrar a Twitch. Deben aprender a recibir el feedback instantáneo, saber cómo tratar con un público en vivo. Hay muchas veces que las cosas se salen de control y los medios tradicionales están muy estructuraditos. Acá es un poco incontrolable, pero a la vez es un mar y los medios serían como un lago; siempre en calma”.

Un gamer de toda la vida

Te he visto jugando Sekiro en vivo ¿Cómo ha sido esa experiencia?

“¡HA! Me sorprende caleta que la gente me quiera ver jugar. Tengo menos viewers que cuando hablo normalmente, como 1000 personas, pero a mí me da lo mismo y lo valoro mucho. No solamente Sekiro, la otra vez tuve un streaming de trasnoche jugando un juego bien denso que me gusta; el Disco Elysium. Estábamos de pana ahí, entre 200-400 personas, pero totalmente involucrados en lo que estábamos haciendo, entonces creo que es explorar otras cosas que nunca hice, pero dándole mi sello”.

Roberto detalla que el gaming en Twitch no es su objetivo, pero que la pasa “muy bien jugando”. Además, confiesa sentir admiración por esos streamers que mantienen muchos viewers mientras disfrutan diferentes títulos.

¿Cómo definirías tu relación con los videojuegos?

“¡De toda la vida! Yo me crie jugando. Tengo 32 años y tuve un Atari en la casa de mi abuela, tuve consolas, nunca una Nintendo 64, lamentablemente, pero igual jugaba en la casa de mis amigos. Jugué todo lo habido y por haber hasta el PlayStation 3 y la universidad me arrebató los juegos de ahí en adelante. Ya grande me volví a reencontrar y me di cuenta lo tanto que ha avanzado la industria. Entonces, ha sido como volver a conectarme un poco con la generación de la gama de la PS4 en adelante. Tuve una Switch y siento que los juegos ahora son una maravilla. Jugué Super Mario Odyssey y creo que es perfecto”.

Justo te iba a pedir que nos recomendaras algunos juegos…

“Mira, de Nintendo Switch puede ser el Mario Odyssey o el Zelda: Breath of the Wild. Creo que existen dos tipos de jugadores: O eres de Breath of the Wild o Mario Odyssey. De PC creo que el Sekiro es una buena alternativa si es que quieres sufrir. Una tercera recomendación: páguense el Xbox Game Pass. De verdad, si pueden hacerlo páguenlo porque el primer mes vale $500 y es un catálogo de juegos enorme, como un BlockBuster. La gente que se queja porque los juegos se arriendan ahora, en BlockBuster tenías que ir a dejar los juegos y ahora es más barato”.