Ir
    03/07/2017 | 11:10

    Trabajó con veterinario y huyó: tenía armas en un cajón

    La joven aseguró que hace 12 años iba a trabajar como estudiante en práctica donde el veterinario asesino, pero no volvió después del primer día.

    Twittear

    G+

    0

    La llamaremos Andrea. Una mujer se contactó con La Mañana para dar su testimonio sobre el veterinario, Osvaldo Campos Azócar, que asesinó a dos personas en casino Monticello para luego quitarse la vida. La mujer aseguró que trabajó con él.

    Un día duró su vínculo laboral con Osvaldo Campos Azócar. Hace 12 años, la mujer que llamamos Andrea, llegó a la clínica del veterinario para trabajar en un puesto de recepcionista como alumna en práctica.

    Ella cursaba el tercer año de veterinaria y aseguró haberse dado cuenta de lo inescrupuloso que era. "Siempre estaba enojado. No tomaba, pero sí café, todo el tiempo. Yo llegué a trabajar, pero tenía que hacer una serie de cosas que no me había dicho: hacer el aseo, cocinarle. Me hablaba súper despectivo como que era superior a todos los demás", dijo.

    Andrea asegura que hubo algo que la puso en alerta. Notaba que era un hombre un tanto extraño, y le provocó miedo que la llevó a no regresar más. "Yo me hice la loca y me empezó a mostrar la casa donde tenía que trabajar, porque además tenía que ser nana de él, entonces abrió un cajón y me mostró que tenía armas. No solo una, tenía armas cortas y otras como escopetas. Abrió otro cajón y tenía cuchillos de caza. Le pregunté por qué y me dijo que le encantaba cazar. Luego de eso le dije: nos vemos mañana y nunca más volví", dijo

    El veterinario asesino se mantuvo en el casino hasta el domingo 2 de julio habiendo perdido cerca de 17 millones de pesos, quitándose la vida tras parapetarse en uno de los baños del recinto tras haber disparado contra 6 personas, resultando dos de ellas fallecidas.

    Video Destacado

    Videos destacados