Graves secuelas: Hernán Calderón incluso sufrió pérdida de memoria tras 73 días internado por Covid 19 - Chilevisión
Click acá para ir directamente al contenido

Graves secuelas: Hernán Calderón incluso sufrió pérdida de memoria tras 73 días internado por Covid 19

Tras dos meses y medio internado, Kel Calderón anunció que su padre, por fin, fue dado de alta, tras un complicado periodo hospitalario que casi le cuesta la vida.

Jueves 13 de enero de 2022 | 19:43

En medio de jeringas, mascarillas y grandes preocupaciones. Así pasó navidad y año nuevo la familia Calderón. Fue una batalla difícil en la que Hernán, padre de Kel y "Nano", luchó árduamente para seguir con vida. Un grave contagio de Covid-19 lo mantuo hospitalizado una larga temporada de más de dos meses, en la que, por supuesto, su hija se mantuvo acompañándolo.

En ese momento, Kel compartió estos registros, en donde mostraba la particular cena navideña que ambos tuvieron en la Clínica:

La situación se repitió en año nuevo, en donde nuevamente debieron celebrar desde el recinto hospitalario:

En el último registro, ya se puede ver al abogado en mejor estado, festejando fuera de la cama y de aparente mejor ánimo, lo cual daba luces de una pronta recuperación. Pero su estado de salud no siempre dio alertas tan esperanzadoras. Tras ser dado de alta, Hernán confesó que tuvo importantes secuelas producto del coronavirus.

La insuficiencia respiratoria por la cual ingresó al centro asistencial le significó estar un largo periodo conectado a respiración artificial y en un coma inducido.

Aquello le generó una importante pérdida de peso de más de 14 kilos, además de deficiencia de masa muscular y una importante pérdida de memoria, que lo hizo olvidar prácticamente todo el periodo en el que permaneció internado, asegurando que si no se lo cuentan, no se hubiera percatado.

Tras el crudo panorama y la intensa tormenta, ¡salió el sol! Así lo confirmó Kel Calderón, nuevamente vía instagram (@k3lcalderon):

La publicación confirma la notoria recuperación de Calderón, quien de seguro tendrá que lidiar con una serie de exámenes constantes, seguimientos médicos, y una larga recuperación para volver a tener el estado físico perdido, pero que pese a todo, puede considerarse un verdadero afortunado por haber logrado vencer el virus.