¿Censura o prevención? Diputados RN buscan prohibir canciones del género urbano en los colegios - Chilevisión
Click acá para ir directamente al contenido

¿Censura o prevención? Diputados RN buscan prohibir canciones del género urbano en los colegios

Mediante un proyecto de ley presentado por los parlamentarios, se pretende lograr la prohibición de la reproducción de canciones que hagan apología a drogas o armas.

Viernes 1 de julio de 2022 | 21:54

Diputados de Renovación Nacional (RN) se unieron para presentar un proyecto de ley que busca prohibir en establecimientos educacionales contenido audiovisual que haga apología explícita al consumo de drogas y uso de armas.

La situación afectaría directamente a la reproducción de música urbana, género que ha tenido un exitoso y explosivo crecimiento durante los últimos años, y del cuál varios destacados intérpretes se destacan por el uso de letras explícitas, aunque es importante destacar que no toda la escena actual recurre a dicho elemento lírico.

El Diputado José Miguel Castro es explícito en sus pretenciones, asegurando que “presenté proyecto que prohíbe canciones y videoclips en establecimientos educacionales con contenidos que promuevan el consumo de drogas o porte de armas. Los niños deben educarse en entornos seguros con foco en mensajes educativos y saludables”.

En tanto, en el documento puede leerse el siguien punto, que ha desatado la polémica: “Prohíbase en todos los establecimientos educacionales la reproducción de elementos audiovisuales, cualquiera sea su formato, que en su contenido haga mención expresa al consumo de drogas o al uso y/o porte de armas, ambas de cualquier tipo”.

El proyecto, que también cuenta con el respaldo de Ximena Ossandón, además del presidente de la Comisión de Salud, Tomás Lagomarsino, incluye dentro de la prohibición actividades extraprogramáticas realizadas fuera del propio recinto, pero bajo un contexto educacional, como paseos de curso, kermeses, y otras.

El incumplimiento de la norma incluiría una sanción economica, que podría llegar a las 500 UTM, es decir, unos 29 millones de pesos.

Mientras sus creadores defienden la idea apelando al aumento de hechos de violencia y drogas en que se han visto involucrados niños, hay quienes aseguran que es una medida más para desviar la génesis del verdadero problema educacional del país, que desviaría las verdaderas responsabilidades en el aumento de la delincuencia juvenil.

Lo cierto es, que este debate recién comienza.