Santiago registra su primera ola de calor del año ¿Cuál es la diferencia entre calor extremo y ola de calor? - Chilevisión
Click acá para ir directamente al contenido

Santiago registra su primera ola de calor del año ¿Cuál es la diferencia entre calor extremo y ola de calor?

Abril ha registrado temperaturas máximas extremas en los valles centrales durante la presente semana. Este tipo de eventos son cada vez más reiterados, intensos y prolongados en cualquier época del año.

Jueves 7 de abril de 2022 | 14:07

Por Alejandro Sepúlveda Jara

¡Qué sofoco! Santiago concretó su primera ola de calor del año en pleno otoño en una semana marcada por las altas temperaturas vespertinas en los valles centrales. Por tres días consecutivos (lunes: 29,2°; martes: 30,4°; miércoles: 29,6°) la capital superó los 29 °C definidos por la Dirección Meteorológica de Chile (DMC) como la marca mínima para calificar la situación como ola de calor en la primera quincena de abril.   

Pero si en el verano pasado hubo temperaturas más altas, ¿por qué esas no calificaron como olas de calor? Vamos con la explicación.

Cuando la temperatura máxima registrada en un día supera con creces (percentil 90) el promedio mensual se habla de un evento de calor extremo, es decir, se trata de un hecho puntual que sale de lo común. Por ejemplo, en Santiago la media máxima para abril es de 23,1 °C por lo tanto cuando esa marca se supera podríamos estar ante un episodio de calor extremo si es que se alcanza el 10% de los registros históricos más altos.  

El tema es que ese promedio, que tiende al alza debido al calentamiento global, se rebasa cada vez con mayor frecuencia y amplitud. De hecho, el 2 de abril de 2020, la capital alcanzó 33,9° (DMC) en la Quinta Normal situándose como la máxima más alta registrada hasta el momento en este mes.

Estos son ejemplos de acontecimientos de calor extremo los que, según su magnitud, pueden afectar el bienestar de los seres vivos. Cuando eso ocurre, entonces, nos vernos expuestos a los golpes de calor que son los trastornos que sufre nuestro cuerpo al encontraste propenso, por un tiempo prolongado, a altas temperaturas o por realizar esfuerzos físicos existentes en un ambiente sofocante.

A continuación, les compartimos los promedios de las temperaturas máximas mensuales en Santiago de acuerdo con los promedios certificados por la DMC.

Enero              30,1°

Febrero           29,4°

Marzo             27,4°

Abril                23,1°

Mayo              18,5°

Junio               15,7°

Julio                15,3°

Agosto             17,1°

Septiembre     19,4°

Octubre          22,9°

Noviembre      26,1°

Diciembre       28,8°

 

¿Y las olas de calor?

Los eventos de calor extremo son hechos puntuales, pero cuando estos se prolongan por varios días consecutivos ya entra a tallar otra calificación, la ola de calor.

Esta se define como “el periodo en el cual las temperaturas máximas diarias superan un umbral considerado extremo durante tres días consecutivos o más”, aclara la Dirección Meteorológica. “Imaginen que tienen 100 registros de temperaturas máximas. Estas se pueden ordenar desde los valores más bajos a los más altos. El percentil 90 correspondería al valor que se encuentra en la posición número 90 de esta distribución y debido a que ordenamos los datos de menor a mayor es una temperatura muy alta. La idea entonces es que cada vez que superamos ese valor, por más de tres días consecutivos o más, lo llamaremos ola de calor”, ilustra el organismo.

En simple, se trata de una sucesión de días con calor extremo en un lugar determinado. Las olas de calor pueden ocurrir durante cualquier época del año y cada localidad se rige por los parámetros de su historial térmico.  

¿Qué tan frecuentes son las olas de calor?

Tanto los eventos puntuales de calor extremo como las olas de calor, que por su duración causan mayor impacto, son cada vez más frecuentes, intensas y prolongadas. Para ejemplificarlo tomaremos nos basaremos en Santiago, y no se trata de centralismo, sino que la capital del país cuenta con la estación meteorológica más antigua de América Latina.

En lo que va del presente siglo (2001-2021) la DMC suma 126 olas de calor en Santiago, es decir, un promedio de 6 por año. De ellas, 29 olas de calor se han registrado durante los veranos meteorológicos (diciembre a febrero) con una media de 1,4.

El tema es que el número de olas de calor se ha incrementado durante la última década, tanto así que los veranos con más de ellas son 2017 y 2020 con 5 episodios en la capital; mientras que el primer lugar anual lo ostenta 2019 con 13 olas de calor.

Aquí les compartimos el número de olas de calor en Santiago en lo que va del presente siglo de acuerdo con datos de la Dirección Meteorológica de Chile.   

 

Año                 Tola anual                   Verano

2021                            8                      2

2020                            12                    5

2019                            13                    3

2018                            6                      0

2017                            7                      5

2016                            7                      3

2015                            11                    2

2014                            8                      1

2013                            7                      0

2012                            6                      2

2011                            4                      0

2010                            1                      1

2009                            9                      0

2008                            4                      1

2007                            3                      1

2006                            6                      0

2005                            2                      1

2004                            3                      0

2003                            3                      0

2002                            5                      2

2001                            3                      0