¿Cómo y por qué? Chile habría registrado la primera caída de nieve industrial - Chilevisión
Click acá para ir directamente al contenido

¿Cómo y por qué? Chile habría registrado la primera caída de nieve industrial

No, no se trata de esa nieve artificial que fabrican los centros invernales con cañones. Esta vez se unieron los factores naturales con una de las consecuencias de la actividad humana en las grandes ciudades, la contaminación.

Jueves 2 de junio de 2022 | 16:44

Por Alejandro Sepúlveda Jara

Miércoles 1 de junio de 2022. Empieza un nuevo día en Chillán marcado, nuevamente, por una ola de frío polar extrema que ya suma una semana. Esta madrugada se anota la temperatura mínima más baja de esta tanda gélida con -6,4° en la capital de Ñuble.   

Además de las heladas, la humedad era tan abundante que rondaba el 100%, por lo que el paisaje se pintaba de blanco debido a la escarcha y las nieblas. Una mañana glacial más hasta que un fenómeno inaudito sorprendió a los chillanejos. Sin previo aviso comenzó a caer nieve en algunos sectores de la ciudad.

¿Nieve? Sí, nieve. Pero ¿cómo nevó sin que estuviese la presencia de la nubosidad habitual que deja precipitaciones? Porque se trató de un fenómeno tan inusual que, de confirmarse por los expertos, podría ser el primer registro de nieve industrial en una ciudad de Chile.  

¿Nieve industrial? Sí, pero no de esa que producen artificialmente con cañones los centros invernales. ¿Qué pasó en Chillán? Que las pequeñísimas gotas de agua en suspensión que forman la niebla se mezclaron con las partículas contaminantes del aire, las cuales actuaron como núcleos de condensación, es decir, como unos “imanes” que acumularon tantas gotas hasta que tuvieron el peso suficiente para caer al piso.

Entonces, como la temperatura ambiente era muy inferior a 0° se convirtieron en copos de nieve. Claro, una nieve no natural ya que para su formación fue fundamental la presencia de abundantes partículas de contaminación como, por ejemplo, el hollín.

La ocurrencia de esta nevada industrial coincide con altos índices de contaminación según las estaciones de monitoreo de la calidad del aire en Chillán.

¿Qué consecuencias podría tener en la salud?

Aunque este tipo de episodios se debe haber dado en muchas ocasiones en diversas latitudes del mundo desde el comienzo de la era industrial, lo cierto es que recién durante el presente siglo se identificó.

Los primeros estudios se realizaron en Francia debido a la caída de esta nieve industrial, sin la presencia de nubosidad de precipitaciones, pero sí de mucha humedad, nieblas, heladas y contaminación, en ciudades como Lyon.

De acuerdo con las conclusiones de los trabajos, en un principio, la nieve industrial no representaría un riesgo para salud aparte de los conocidos por la misma contaminación del aire. En todo caso no hay resultados concluyentes, por lo que esto debe ponernos en alerta, más aún, al saber que es una consecuencia más de la contaminación causada por los seres humanos.

Lo que sí se reconoce es que es casi imposible pronosticar la ocurrencia de este tipo de fenómenos, ya que no sólo influyen factores naturales atmosféricos. La nieve industrial se forma en las capas más cercanas a la superficie, es decir, a unos 200 o 300 metros de altitud solamente a diferencia de la nieve natural que surge desde las nubes a mucha mayor altura.

Pero más allá de saber si afecta o no el bienestar de los seres que viven en donde cae, lo innegable es que recibir nieve por la contaminación del aire es una pésima señal. Una más.