Un encuentro con el delfín oscuro


Para grabar delfines solo hay que quedarse inmóvil. Es imposible moverse como ellos y saber que un animal tan inteligente será igual de curioso que nosotros, si ellos no ven amenaza alguna se acercaran.

Para grabar delfines solo hay que quedarse inmóvil. Es imposible moverse como ellos y saber que un animal tan inteligente será igual de curioso que nosotros, si ellos no ven amenaza alguna se acercaran. Momentos como estos no se pueden planificar, solo hay que estar presentes y disfrutar de este inmenso regalo.