Ir
    21/03/2017 | 19:13

    Víctima y victimario comparten en la misma clínica tras portonazo

    Juan y Moisés son atendidos de urgencia porque estuvieron involucrados en un portonazo. El primero llegó con una fractura, el segundo con un disparo en el pecho.

    Twittear

    G+

    0

    Juan Morales llegó urgencia con un agudo dolor en el hombro izquierdo. Su presión arterial era alta, así como su pulso. Su intervención en un portonazo en el edificio donde vive, habría derivado en un enfrentamiento.

    A urgencias también llegó Moisés Laguna, un joven de 19 años que entró al servicio médico en estado hipotenso con un pulso de 125 por minuto, con un disparo en el tórax.

    Juan y Moisés entran con diversas lesiones. El primero al parecer con una fractura. Mientras que el segundo se bate entre la vida y la muerte. Ambos no tenían una buena convivencia porque el joven lavaba autos para ganarse la vida y el adulto creía que era un delincuente.

    Juan escondió a los médicos que había sufrido un problema cardíaco que lo dejó fuera del ejército. Deberá ser operado y no deja de tener rabia contra Moisés y su hermano.

    Moisés está consciente y recuperándose. Al joven lo espera la cárcel mientras que Juan está en casa tratando de rehacer su vida en su departamento tras el brutal hecho.

    Las heridas de la caja torácica tanto la que se llaman punzantes y especialmente las lesiones por balas son frecuentemente fatales y se presentan en los servicios de urgencia. Es una gran paradoja atender a una víctima y aun victimario en el mismo lugar, en este caso la ética es clara. Se debe intentar salvar la vida en cualquiera de los dos casos.

    Video Destacado

    Videos destacados