Ir
    16/05/2017 | 19:06

    Mal cuidado de mi hipertención arterial me llevó al colapso

    Pablo amaba el fútbol como ninguno y a su familia por sobre todas las cosas, pero su estilo de vida le pasó la factura, y aprendió que con la salud no se juega.

    Twittear

    G+

    0

    Pablo estuvo ligado al fútbol amateur con vías al profesionalismo, sin embargo, no siguió con eso que tanto amaba y tiene una vida sedentaria. El regreso de un amigo que dedicó su vida al deporte lo llevó a sobre exigirse y no previó lo que pasaría.

    Pablo llegó a urgencias con terrible dolor de cabeza que se extendía a su ojo izquierdo, que derivó a que perdiera la visión de forma paulatina. Se le llevó a imagenología para toma de muestras porque su presión arterial era de 210 con 115 y se necesitaba hospitalización para descartar un problema mayor.

    Él no estaba en forma y decidió comenzar el entrenamiento duro, junto a su amigo deportista. Su estado de ánimo fue variando y trató de ponerse a la par con él sin tener el estilo de vida necesario.

    Pablo cayó en estado de coma tras las múltiples convulsiones que sufrió. La alta presión con la que llegó aumentó su presión intracraneal. En una intervención se le instaló una válvula de derivación del fluido céfalo-raquídeo, la cirugía fue realizada con éxito. Esto ayudo para la recuperación de Pablo quien pudo ser llevado a su casa con algunas dificultades motrices. 

    La historia de Pablo no de be dejarnos indiferentes con su enfermedad. La hipertensión arterial, es una de las más frecuentes enfermedades crónicas declaradas en nuestro país. Por lo que esta enfermedad toca o puede tocar a cualquiera de nosotros. Un simple control de presión arterial, puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

    Video Destacado

    Videos destacados