Ir
    02/11/2016 | 19:58

    Andrea descuidó su salud y el diagnóstico final fue irreversible

    Andrea comenzó a sentir fuertes dolores abdominales pero no puso mayor atención en ellos, esto hasta que tuvo que llegar a urgencias por sufrir una fuerte hemorragia que revelaría su diagnóstico final.

    Twittear

    G+

    0

    Los exámenes ginecológicos periódicamente de una mujer son importantes, así se pueden detectar de forma anticipada muchas enfermedades. El sueño de muchas mujeres es convertirse en madres y para ello hay que cuidarse.
    Andrea es una joven de 24 años que llevaba una relación de varios años, llegó a urgencias con un dolor en el abdomen bajo y un fuerte sangramiento. Los primeros síntomas dieron a pensar a los especialistas que esto se trataba de un embarazo complicado, un aborto espontáneo o un embarazo ectópico. Así como podría tratarse de un tumor ovárico o mioma, cualquiera de estas patologías debía ser tratada con rapidez ya que la salud de la joven podía estar en peligro.

    La joven había comenzado hace 6 meses con dolores en la zona abdominal pero no se preocupó más de la cuenta, por ende el resultado de su diagnóstico podía ser distinto al que pensaban los especialistas. Su madre hace poco tiempo había fallecido de cáncer y el fantasma de la enfermedad rondaba en su familia.

    Video Destacado

    Videos destacados