Ir
    03/04/2017 | 19:41

    Paciente hemofílico estuvo a punto de morir tras golpiza

    Daniel llegó a la urgencia en estado grave, tras la riña que tuvo con el capataz de la obra donde trabajaba quien lo golpeo sin saber que era hemofílico.

    Twittear

    G+

    0

    Daniel llegó a la urgencia totalmente descompensado. Con 49 años tras una pelea llegó junto a su agresor, su hijo y compañeros de trabajo quienes lo llevaron por la gravedad de los hechos.

    Llegó con un traumatismo encéfalo craneano y los primeros exámenes mostraron que perdió mucha sangre por los diversos cortes en el rostro. Sin embrago el golpe en su cabeza lo mantenía en semi-inconsciencia. Los doctores no sabían que era hemofílico del tipo A, hereditaria, que impide la coagulación de la sangre.

    Daniel es un arquitecto que trabaja en una obra como un obrero más. Era la única oportunidad que tenía tras quedar sin trabajo. Los golpes en la faena le dejaban constantes marcas.

    Por una eventualidad, Leo -su hijo- aceptó el trabajo dentro de la obra para ayudar a su padre quien escondía su hemofilia. Daniel estuvo siempre exigiendo las medidas de seguridad para el trabajo de su hijo también hemofílico. Esa exigencia luego que el joven se accidentara provocó la riña de Daniel y el capataz quien lo golpeo de forma brutal. Los golpes lo dejaron grave e incluso con riesgo de muerte.

    Hematomas o moretones que aparecen con facilidad sangramiento excesivo con dificultad para detenerse, hemorragias internas, sin motivo aparente, pueden ser síntomas de una peligrosa enfermedad llamada hemofilia.

    Video Destacado

    Videos destacados