El Diario de Viaje de Jorge Said: Ucrania y Rusia


La angustia de una guerra que divide a Ucrania en dos y los horrores que dejó el mayor desastre nuclear de la historia en este registro único en primera persona.

Ucrania, una nación que conoce el dolor, de guerras y de catástrofes nucleares, mientras los discursos de hermandad se contrastan con la ostentosa clase política y donde el derecho a ser libres se paga con la propia vida. Entre la injusticia y una crisis de un conflicto que bordea el colapso te preguntarás ¿es posible encontrar la paz?

Se me caen las lágrimas, son dos Ucranias que se separan irremediablemente. Una Ucrania que defiende su pasado ruso, que habla ruso y para quienes Rusia es la madre patria, indefectible, imperial, todopoderosa que los salvará de la corrupción y avaricia de occidente y de las garras de la OTAN, una Rusia cristiana ortodoxa, fiel a sus patriarcas de Moscú y que aún no puede olvidar la Unión de Repúblicas Soviéticas y la otra Ucrania, pro occidental, que expande sus brazos a Europa y Estados Unidos, que quiere ser parte esencial de la Unión Europea, que anhela ser defendida por la OTAN y sus poderosas y modernas fuerzas armadas, que abre sus fronteras hacia Polonia, hacia Hungría y que admira las grandes capitales y centros comerciales de Londres, París y Berlín.

Son estas dos Ucranias las que se enfrentan en una guerra sin fin, sin esperanzas de una rápida unificación. Hacia estas 2 Ucranias me dirijo, raudo y nervioso, hacia esta histórica y sangrienta revolución.

Camino largas horas entumido por las frías y amplias avenidas de Kiev atestadas de monumentos que recuerdan los enormes sacrificios del pueblo ucraniano durante la segunda guerra mundial, o la gran guerra patriótica como se la conoce en Rusia y Europa oriental. Esto debido a que para los rusos, la segunda guerra mundial fue más bien una gran guerra de la unión soviética apoyada por sus aliados de Europa contra la Alemania nazi y las potencias del eje y no una guerra de occidente contra el nacismo y el fascismo.

En esta guerra la más grande de la historia, habrían muerto cerca de 4 millones de ucranianos en los territorios ocupados por la Alemania nazi. Decenas de miles de retratos de hombres y mujeres parecen testimoniarme de los asesinatos masivos y las torturas.