Egipto - Babilonia: Entre Guerras y Dioses

Más de 2 millones de egipcios de todas las clases sociales celebraron la caída de Hosni Mubarak. Sin embargo, poco a poco se desvaneció la ilusión, y después de 2 años de violencia los militares regresaron al poder.

Los Peshmarga: En La Línea de Frente

Los Peshmarga, los que no temen la muerte, tienen una gran reputación de valerosos guerreros. Cuentan con batallones de mujeres que tienen mucho prestigio por una excelente punteria. A las mujeres peshmarga, los combatientes del estado islámico, Daesh, les tienen un terror espantoso ya que según sus creencias, si son asesinadas por una mujer, se les niega el acceso a las puertas del paraiso.

En el terreno me encuentro que los kurdos han tomado la delantera. Las fuerzas regulares iraquíes, mal entrenadas y con cero motivación, habían abandonado las bases militares frente a los avances fulminantes y sanguinarios del estado islámico. Por ello, antes de que llegaran las fuerzas extremistas a apoderarse del petróleo, los Peshmarga establecieron una frontera en la línea de frente que los separaba del grupo extremista.

Llego hasta la línea de frente a sólo 2 kilómetros de los fanáticos combatientes de estado islámico, o Daesh como los llaman en lengua árabe. Mustafa, un combatiente kurdo apunta nerviosamente su lanza misiles. En cualquier momento, en cualquier segundo, Daesh puede enviar un ataque suicida, un camión cargado de explosivos que es necesario detener a toda costa antes que llegue a las líneas Peshmergas, las poderosas fuerzas kurdas de casi 200 mil hombres.

 

JORGE SAID

Los Peshmarga: En La Línea de Frente