Comunidad Ecológica de Peñalolén

La Comunidad Ecológica lleva 37 años establecida en Peñalolén (desde 1980) y ha evolucionado para incorporar armónicamente a la ciudad que ya los ha alcanzado y al incremento de familias que han escogido este lugar para establecerse.

La Comunidad Ecológica se extiende desde Av. Las Perdices por el poniente hasta la cordillera, por Antupirén al norte y Av. Los Presidentes por el sur y la habitan más de 500 familias.

Este barrio ecológico se caracteriza por su valoración de la naturaleza, lo que se expresa en la preservación y ampliación de las especies vegetales en su entorno, reforestando e intencionando la recuperación del bosque esclerófilo. Además se reconocen en el área un total de 3 especies de anfibios, 9 especies de reptiles, 82 especies de aves y 21 especies de mamíferos, de las cuales 25 especies se encuentran en estado de conservación.

La identidad del lugar se basa en el ideal de cercanía a lo rural y conservación de la naturaleza que se refleja en el cuidado de la vegetación, la no contaminación visual ni lumínica y una urbanización no tradicional que contempla, por ejemplo, veredas de tierra apisonada.

El barrio ha desarrollado un particular estilo arquitectónico, privilegiando la tierra y los materiales nobles en la construcción, en este antiguo arte del barro renovado con tecnología actual, así como en la práctica intensiva del reciclaje. La arquitectura en barro ha trascendido lo "artesanal o típico" y se está proyectando como una alternativa de futuro, en un mundo que requiere técnicas constructivas sustentables, bioclimáticas, carbono neutrales y de cero deshechos.

Al interior de la Comunidad son frecuentes y comunes actividades espirituales, culturales y artísticas que son inusuales en otros barrios. Se instala un Templo Sufi, se construye el Teatro Camino, se realizan actos de celebración de culturas originarias, ritos de celebración de solsticios, se celebra el día Mundial del Reciclaje, de la Tierra, se divulgan técnicas para elaboración de compost, de uso de energías renovables, huertas orgánicas, se instala a la entrada un centro de reciclaje de los desechos de los vecinos. Se realizan exposiciones y remates de obras de artistas del barrio.

Fuente: http://comunidadecologicadepenalolen.cl/

La complicidad de Malucha con su primer hijo

“Mi adorado Cristóbal, mi primer hijo a través del cual yo descubrí que nunca más iba a estar sola"

Cristóbal es el primer hijo de Malucha Pinto que tuvo en su primer matrimonio, con el cual conoció el amor y la complicidad a pesar de la distancia.   

El Guerrero De La Luz

“El guerrero de la luz, Tomás el más audaz. Mi segundo hijo, que vino a revolucionarlo todo, a transformarlo… vino a invitarme a volver, al hogar… al amor… a la casa".

Para Malucha Pinto su actual hogar es el espacio más importante que ha habitado durante su vida. Y lo que llena este rincón son sus afectos. 

Hoy la actriz se dedica a diario a entregarle cariño y cuidados a su hijo Tomás, abrazando como bandera de lucha la inclusión y los derechos de las mujeres desde la Fundación Aracataca, cuyo objetivo es generar cambios en la comunidad, mejorando drásticamente las relaciones entre vecinos y su participación con la comunidad.

La lucha de los desposeídos

Para nuestro próximo montaje de Aracataca, Destellos de Luz, hemos hecho un viaje increíble hacia poder integrar lo que fue la lucha para que sectores más desposeídos pudieran sentarse en paridad a la gran mesa de Chile.

Y para eso hemos estado leyendo sobre este viaje y sobre lo que pasó después, ya en tiempos de dictadura.

Estos tres libros tienen que ver con eso: "Poder popular y Los Cordones Industriales", de Franck Gaudichaud; "La Conjura. Los Mil y Un Días del Golpe", de Mónica González, que muestra cómo se da a luz al golpe de Estado;  y "El Despertar de Los Cuervos", de Javier Rebolledo, con lo que significó el paso de la DINA por Chile.

La caricatura del recuerdo

“Penique, que era muy amigo de mi papá, era un caricaturista maravilloso, hizo estas ilustraciones”

Malucha nació en el centro de Santiago, en Serrano 14 específicamente. Ahí, en su niñez conoció a un caricaturista que era amigo de su padre y que inmortalizó con sus lápices a esta pequeña niña junto a sus amigos jugando a la “gallinita ciega”, la que más tarde se convertiría en una reconocida actriz chilena.   

360º