Buscar
    Síguenos
    22/11/2016 | 10:48

    Profeta de Peñalolén vive sin mujeres y será ermitaño

    Jacob, como se hace llamar, aseguró que está solo, se siente viejo pero que no pierde la sensualidad. Ahora quiere vivir de ermitaño en una cueva.

    Hugo Muñoz, se auto llamó Jacob, llegó a tener 7 esposas al mismo tiempo, convirtiéndose en el primer caso de poligamia conocido en Chile y se auto denominó profeta. Hoy ya vive solo, apartado y asegura que será ermitaño.

    Conocido como El profeta de Peñalolén genero comentarios durante años por su forma de vivir y por las mujeres que siempre lo rodaron. Jacob como prefiere que lo llamen asegura que ya se siente viejo. "Yo me siento abuelo, pero no pierdo la sensualidad. Y las minas, me siguen gustando más, porque cuando uno más envejece más te gustan las minas. Me siento viejo... pero sensual", dijo entre risas el autoproclamado profeta.

    Sus mujeres lo dejaron y sus hijos ya están grandes. Y aseguró que uno de sus más grandes deseos sería transformarse en ermitaño. "yo quiero con las responsabilidad que tengo en la urbe. La urbe no me agrada. Yo quiero vivir en una cueva, creo que difícil que Dios me lo conceda, pero quiero vivir de ermitaño, solo. La soledad con Dios a mí me encanta. No me gusta nada de la urbe", dijo Jacob, como gusta que lo llamen.

    "Cuando se fue Juan Gabriel yo lloré y ahí se me entro en el corazón ese amor", dijo el ex profeta de Peñalolén a quien no le gustaba para nada por sus movimientos en el escenario, sin embargo confesó que tuvo una revelación antes de la muerte del cantante:

    "Él me mandó a llamar y me decía profeta: 'le mando los pasajes para que me venga a ver a Miami', así que llegaba a la mansión y él me decía con mucho amor y respeto: 'todos creen que soy el hombre más dichoso, pero soy el ser más desgraciado que existe con esa condición que tengo', salía de la mansión y ahí cuando estaba a fuera lo miro un destello de luces por cuanto lo visto vestido de lino fino resplandeciente con una corona de oro, y ahí lo veo llorando como un niñito en su arrepentimiento", dijo Jacob, ex profeta de Peñalolén, hoy en soledad y con las ganas de convertirse en un ermitaño.

    Video Destacado

    Video Destacado