Ir
    30/01/2019 | 16:09

    “El Borras”: el perro que pasó de la calle a participar en “Roma"

    Un pasado difícil de maltrato y abandono tuvo el can que llegó a convertirse en la mascota de la familia de la película.

    “El Borras”: el perro que pasó de la calle a participar en “Roma"

    Twittear

    G+

    0

    La película "Roma" de Alfonso Cuarón ha cautivado desde su estreno y con sus diez nominaciones a los Oscars se postula como una de las favoritas en la temporada de premios. Así, el último suceso que ha dado que hablar de la cinta es la particular historia del perro que aparece en el largometraje.

    Se trata de "El Borras", la mascota que con un solo par de escenas se robó los corazones de los espectadores. Sin embargo, no todo fue siempre felicidad para el can, ya que por mucho tiempo fue maltratado y estuvo abandonado.

    “…Les voy a contar una historia… la historia de Borras”, comenzó escribiendo en Facebook la veterinaria persona que rescató al perro.

    “Borras llegó después de que el Señor Manuel Montero, que se encuentra en los créditos de la película como encargado de Borras, y su amigo Leonardo Serrano, lo encontraron en la calle, amarrado con un alambre a una pared de un lote baldío a punto de morir de hambre y sed (…) Él presentaba pulgas, estaba desnutrido, casi en los huesos, tenía bronquitis que se agravó, infección en la piel por sarna, conjuntivitis y no retenía alimento alguno debido a las condiciones de abandono en las que se encontraba”, señaló.

     Imagen foto_00000016

    Así, “El Borras” estuvo internando en una clínica veterinaria durante un mes, donde día a día fue presentando mejoras. “Después de días de estar luchando contra los estragos del abandono, empezó a confiar en las personas, ya se dejaba acariciar sin miedo y estaba listo para emprender el viaje hacia una nueva vida canina”, explicó.

    Cuando el perro ya se había recuperado se convirtió en el candidato perfecto para participar en "Roma", ya que necesitaban un perro que se pareciera al que tuvo Cuarón cuando era niño y "El Borras" cumplía con todas las características.

    “Borras tenía muchas ganas de vivir y una gran disposición a trabajar y era casi igual al perro que se buscaba para el casting, por lo que el Sr. Manuel decidió empezar a adaptarlo a la vida cotidiana y a entrenarlo para que pudiera convivir como un perro ahora integrado a la sociedad, se le enseñó obediencia y le encantaba jugar con la pelota, acataba muy bien sus órdenes, y se sabe que en ocasiones se necesitan varios perritos para realizar escenas, pero Borras cumplía con todas la escenas siempre con mucho entusiasmo”, comentó la veterinaria.

    Revisa aquí la publicación original:

    Video Destacado

    Videos destacados