Ir
    14/12/2016 | 19:17

    Me convertí en escort para solventar los cuidados de mi padre

    Vivian es una joven universitaria que vivía sola con su padre que padecía de Alzheimer. Para solventar los gastos de la enfermedad comenzó a trabajar como prostituta y con ello tuvo que dejar de lado su felicidad.

    Twittear

    G+

    0

    Vivian estaba a cargo de su padre quien desde hace 7 años sufría de Alzheimer, él era todo para ella y ambos estaban solos. Su madre falleció y ella prometió cuidarlo, pese a todo lo que ha tocado vivir nunca se quejó por lo que estaba pasando pero su vida daría un inesperado giro.

    Para sacar a adelante a su familia Vivian comenzó a trabajar como prostituta en un centro nocturno, pero no lo hacía por gusto, sino porque era la única alternativa que encontró para conseguir dinero de manera rápida.

    Un día de forma inesperada su padre salió de la casa y no regresó más. Lo buscó durante mucho tiempo sin obtener resultados y en medio de todo esto conoció a David, un joven compañero de universidad que comenzó a gustarle más de lo que ella imaginaba. Ambos iniciaron una buena relación que se vio interrumpida cuando éste se enteró del verdadero trabajo que tenía Vivían.

     

     

    Video Destacado

    Videos destacados