Ir
    06/02/2017 | 19:30

    Luego de que sus hijos se fueron de la casa empecé a llevar una doble vida

    Lucía estaba cansada de la vida de iglesia a la que se dedica su marido luego de que sus hijos se fueran a estudiar al extranjero.

    Twittear

    G+

    0

    Tras un matrimonio conservador de 25 años, Lucía se aferró a los placeres de la vida cuando sus hijos se fueron del hogar a estudiar fuera del país. Su marido Gerardo en tanto, se internalizó en la iglesia y al trabajo del pastor local.

    Extrañando sus años de juventud y cariño, reemplazados por ideas religiosas y la rutina, la llevaron a buscar una vida en la que pudiera ser una mujer diferente, una amante sin límites. Pero mantener vidas paralelas no es tan fácil, como al principio Lucía creyó.

    Video Destacado

    Videos destacados