Ir
    16/01/2018 | 22:25

    Renata luchó hasta el final por su problema físico

    Renata de 23 años perdía cada día más la audición y para ella era muy triste dejar de escuchar lo que tanto la apasionaba: La música.

    Twittear

    G+

    0

    Junto a su padre, tuvo un real apoyo, pero poco a poco su vida se iba mezclando con variadas situaciones que fueron cambiando su vida.

    Renata, luego de un largo tiempo, aprendió que sus habilidades tenían un límite y que había gente que, dentro de sus actividades, trabajó desde antes, y que no por tener una discapacidad tenía que tener más consideración. A la vez, aprendió que la vida lleva más sonidos de los que ella pensaba y fue un nuevo sonido el más bello descubrimiento para ella: el sonido del alma.

    Video Destacado

    Videos destacados