Ir
    28/06/2017 | 19:28

    María vivió la angustia de separase de su hija tras ser vientre de alquiler

    María se transformó en vientre de alquiler, sin embargo, tras la muerte de su hijo mayor y una condena de cárcel, quería volver a empezar, pero primero debí a buscar a la niña para reclamarla como su hija.

    Twittear

    G+

    0

    Pamela y Roberto, su esposo tenían problemas para tener un hijo, por lo que el escrupuloso médico al que acudieron, les propuso implantar un cigoto con su ADN en María, una joven que necesitaba el dinero y decidió ser vientre de alquiler.

    María no tenía donde vivir. Pedro, su hijo adolescente, no entiende que el dinero le ayudaría a tener estudios superiores y una mejor vida a su madre.

    La niña, nació. María estuvo a punto de morir tras un parto de mucho esfuerzo. Pamela y su esposo llegaron felices a buscar a la hija, pero ella se indignó al saber que no podían verla. Roberto no se siente padre de la niña y antes de verla asegura que fue mala idea haber tenido un vientre de alquiler.

    María mientras tanto se encariña minuto a minuto de su hija recién nacida. Sin embrago, el momento llega. Pamela viene a reclamar a quien sería su hija, le agradece a María y se la lleva, dejando el dolor de un inmenso vacío en ella.

    En un altercado con un delincuente, María y su hijo mayor fueron heridos a bala luego que el joven guardara droga robada en la cartera de su madre. María fue sentenciada a años de presidio mientras que su hijo no sobrevivió.

    Pero llegó el momento de la libertad y de comenzar de nuevo. Esta vez María buscaría a la niña que salió de su vientre para reclamarla como su hija.

    Mira cómo sigue esta historia de Lo Que Callamos Las Mujeres.

    Video Destacado

    Videos destacados