Ir
    17/10/2017 | 17:54

    Carolina enfrentó sus temores para volver a sentirse viva

    Carolina se sentía sola y que tanto a su esposo, como a su hija no le importaba. Hasta que decidió tomar las riendas de su vida para cambiarlo todo. Claro que no exenta de problemas.

    Twittear

    G+

    0

    Carolina lleva 26 años de matrimonio y una hija junto a Ricardo. Sin embrago un abismo se comenzaba a interponer entre ella y su esposo. La distancia estaba a punto de desatar un grave problema.

    Se sentía que a nadie le importaba, y que su casa se hacía cada vez más grande. Ricardo ocultaba algo, pero pese a todo Carolina intentaría cambiar los problemas tratando de salvar su relación.

    Todo parece irremediable y tomo la decisión de salir con sus amigas distraerse. La salsoteca la trajo de vuelta como si tuviese 20 años, pero volver a casa la llevó a ser cuestionada por Ricardo y su hija. Hasta que ella se atrevió a hablar de los problemas. Pero se le vino encima una tragedia que le trajo dolor, pero también una herencia.

    Con Ricardo, lo que se veía como una reconciliación exitosa, no provocó más que ahondar su sensación de vacío, de sentirse vieja y olvidada. Así que contactó a Gaspar el hombre que conoció en la salsoteca. Se juntaron. Comenzó a sentirse bella, a tomar decisiones que le subieron la autoestima.

    Pero algo tenía que terminar. Su hija descubrió su pasatiempo en la salsoteca y le pidió explicaciones. Harta de los cuestionamientos decidió pedir el divorcio. Carolina le confesó a Ricardo que sabía todas sus andanzas.

    Mira cómo termina esta historisa en el capítulo completo de Lo Que Callamos Las Mujeres.

    Video Destacado

    Videos destacados