12/07/2016 | 16:56

Johana quiere los cuidados de su hija no biológica en un caso que sorprende

Johana pide que Carlos le entregue los cuidados definitivos de su hija no biológica, de la cual se hicieron cargo hace 9 años. El demandado no quiere y la demandante no tiene resguardo legal respecto a la menor.

Twittear

G+

0

Johana demanda a Carlos, su ex esposo, pidiendo el divorcio tras 4 años de separación y los cuidados personales de la hija de 9 años de Carlos, de la cual se hicieron cargo, luego que la madre biológica de la menor no reclamara los cuidados, ni tuviera ninguna relación con ella.

Johana aseguró que la menor llegó a su vida luego de una semana de nacida y que tomó la maternidad por instinto, algo que La Jueza cuestionó. Carlos habría llegado a la casa de la demandante asegurando que no podía hacerse cargo de la niña así que haría tomado el desafío de ser madre. Para eso cambió su vida en 180° grados para eso dejó sus estudios, y su trabajo para poder cuidar a la menor, eso hace más 9 años.

Carlos y la demandante se casaron solo para que ella pudiera tener a la niña y los cuidados con menos problemas. La Jueza catalogó el hecho como anormal.

Carlos aseguró que por un hecho fortuito y tras un encuentro casual la madre biológica de la niña quedó embarazada teniendo otra pareja. Tras el parto le habría entregado su hija al demandado y él le habría planteado su problema a Johana, ella accedió a cuidarla durante semanas, hasta que se quedó al cuidado de la demandante.

Ellos llevaron una relación de mentira para cuidar de la niña y Johana decidió ser una madre de mentira en lo legal y de verdad en el hecho, de la cual no tiene una relación biológica. Los litigantes están muy peleados y según el análisis de la psicóloga Pamela Lagos, la demandante estaría maximizando su función como madre criadora por miedo a perder la relación con la menor ya que no tiene ninguna sujeción judicial para con la niña.

Carlos quiere el cuidado de la niña, luego de 9 años, ya que compartieron juntos en una relación, y si bien Johana asegura que no tenían amor y compartían como pareja, él quiere terminar esta relación sin resguardo, ni protección legal. El demandado aseguró que no tiene intenciones de que Johana tenga los cuidados de la niña, porque –asegura- tiene una madre biológica.

La Jueza aseguró que la demandante debe realizar los trámites necesarios para lograr la custodia permanente mediante una mediación judicial con suma urgencia, ya que la madre biológica o el padre en la sala puede pedir los cuidados inmediatos de la menor ya que Johana legalmente es una tercera persona en esta relación paternal.

Video Destacado

Ver Videos