Ir
    06/03/2017 | 16:02

    Federico Kaplan

    Manuel Ramos

    Twittear

    G+

    0

    Sensible y volado. Heredó la abstracción y la despreocupación materna, pero encontró en la música su lenguaje. Siempre tuvo lo que quiso, pero nunca logró disfrutarlo en plenitud. Tímido y con problemas para sociabilizar, le costó romper la burbuja que sólo habitaba él, y su hermana melliza.

    La adolescencia lo encontró decidido a dedicarse a la música y sin presiones económicas ni familiares que se lo impidieran. Le cuesta la soledad, no es él cuando está solo y eso lo lleva a entablar relaciones simbióticas y dependientes. Ama a su hermana y es un amigo fiel, leal y demostrativo.

    Nicolás se convirtió en mucho más que un amigo, es su hermano y su aliado en lo que más los apasiona: La música. El accidente de su padre le moverá sus fibras más profundas, pero no juzgará a nadie. Muy por el contrario, sentirá que están hermanados por la tragedia y querrá compartir más profundamente ese proceso.

    Imagen foto_00000001

    Video Destacado

    Videos destacados