Ir
    03/07/2017 | 22:55

    Recluso debió ser asistido tras recibir una puñalada en su espalda

    El personal de Gendarmería tuvo que inmovilizarlo de manera distinta para que la paramédico pudiera atender al reo.

    Twittear

    G+

    0

    Denisse Tapia, enfermera reanimadora del SAMU, debió acudir a un llamado dentro de su turno para poder asistir a un recluso que se encontraba con una puñalada en la espalda. Si bien el reo es considerado de alta peligrosidad dentro del penal, los paramédicos solicitaron al personal especializado que lo liberaran.

    Los efectivos de Gendarmería respondieron que no podían soltarlo porque el protocolo dictaba concretar lo contrario, pero finalmente accedieron a inmovilizarlo de otra forma para trasladarlo a un centro asistencial.

    Video Destacado

    Videos destacados